El fenómeno del comercio electrónico (o comercio electrónico) está en constante crecimiento. Alrededor de 8 millones de usuarios compran en Internet en paises como Italia, a pesar de la crisis económica que les afecta desde 2009, las encuestas de mercado han mostrado que en 2010 hubo un crecimiento sorprendente en los negocios relacionados con el comercio electrónico.

Por lo tanto, podemos decir que el sector del comercio electrónico en nuestro país goza de una excelente salud y esto se ve confirmado por el hecho de que quienes compran en línea casi siempre repiten la experiencia en poco tiempo.

Cada vez más empresas italianas se han dado cuenta de la importancia de este canal de contacto con los clientes y han tenido que interactuar con él para estar a la altura de los tiempos. Hasta hace unos años, la creación de un sitio de comercio electrónico requería unos costes que sólo podían ser soportados por las grandes empresas, mientras que hoy en día los gastos han disminuido y esto ha permitido que incluso las empresas más pequeñas se beneficien de ello.

Para las grandes marcas, el comercio electrónico tiene por objeto fidelizar a los clientes existentes, mientras que para las pequeñas empresas, estar en línea significa conocerse y llegar a zonas de influencia mucho más amplias.

¿Cuáles son los beneficios de vender en línea?

Desde el punto de vista del consumidor, el desarrollo del comercio electrónico va de la mano con la evolución de los estilos de vida modernos: el tiempo para comprar es siempre menor y poder comprar desde casa es una gran comodidad. Las tiendas en línea están disponibles las 24 horas del día, por lo que no hay franjas horarias para realizar pedidos. Por no mencionar el hecho de que comprar en línea significa evitar perder el tiempo en centros comerciales abarrotados y ni siquiera estar seguros de que una vez que vamos a la tienda vamos a encontrar lo que estamos buscando.

Desde el punto de vista del vendedor, la web es una gran oportunidad para la visibilidad y la reducción de costes porque, con el gasto mínimo de un sitio de comercio electrónico en funcionamiento, puede llegar a una audiencia más amplia y reducir los costes de las ventas locales tradicionales.

Las oportunidades que ofrece un sitio de ventas en línea son muchas, lo importante es que la empresa es capaz de presentarse en su mejor momento para transmitir un sentido de profesionalismo a los usuarios. Los factores clave para el éxito económico de un sitio de comercio electrónico son:

diversión y satisfacción personal en la compra;
Seguridad y confianza inspiradas;
utilidad percibida por el cliente;
influencia de las redes sociales;
la plena disponibilidad de Internet y de las tecnologías;
la competencia de la gente de mar;
facilidad de uso del sitio web;
experiencia en compras en línea.

Un sitio de comercio electrónico debe ser fácil de usar (una buena idea sería crear un sitio web con capacidad de respuesta) y debe tener bien planteada su estrategia de posicionamiento web para que los usuarios puedan navegar fácilmente dentro del catálogo de productos que, a su vez, deben ser descritos en detalle e imágenes relacionadas.

La seguridad es una variable clave, especialmente en lo que respecta a los pagos y las condiciones de servicio, que deben especificarse bien.

Para evitar cometer errores y perder dinero, es bueno recurrir a expertos en la materia. Nuestra agencia web en Terni está a su disposición: póngase en contacto con nosotros para un presupuesto, nuestros consultores encontrarán la solución más adecuada para lanzar su empresa en el creciente mundo de las ventas online. El comercio electrónico es el futuro del comercio, no se arriesgue a estar fuera del mercado!